| | Buletina | Adierazpena | Kontaktua

> Dokumentuak

La ética marxista como crítica radical de la ética burguesa

En septiembre de 2002, fecha en que se escribió este texto, el problema de la ética era especialmente grave ya que esos entes pasivos y ególatras autodenominados «intelectuales progresistas» se habían plegado sin remordimiento alguno a las histéricas exigencias del imperialismo. Poco después de redactar este escrito, y de la misma forma en que Irak sufrió las mentiras y la «verdad» de la civilización del capital, Cuba padeció una ofensiva propagandística salvaje que llegó a su culmen en 2003. La «intelectualidad progresista» terminó de posicionarse activa o pasivamente al lado del imperialismo y en contra de la revolución, en este caso de Cuba, pero también y por extensión en contra de la humanidad explotada. En el Estado español el panorama era todavía peor. La mansedumbre, la docilidad y el servilismo de los «intelectuales» ante las exigencias del poder, no tenía límite alguno.