| | Buletina | Adierazpena | Kontaktua

> Dokumentuak

Manuscritos económicos y filosóficos de 1844

Considerada con exactitud, la crítica teológica -bien que, en el comienzo, fuese un momento real del progreso- no es, en último instancia, otra cosa que la consecuencia y culminación llevadas hasta la caricatura teológica de la vieja trascendencia filosófica y, concretamente, hegeliana. En otra ocasión mostraré en detalle esta Némesis histórica, esta interesante justicia de la historia que destina a la teología, que fue en otro tiempo el lado podrido de la filosofía, a exponer también ahora la disolución negativa de la filosofía, es decir, su proceso de putrefacción.