| | Buletina | Adierazpena | Kontaktua

> Dokumentuak

Suicidio, propiedad y comunismo

El desahucio contemporáneo nos remite a las violencias terroristas burguesas de otrora, ya denunciadas y combatidas por el socialismo utópico. Sin ir muy lejos, en 1845 Engels citaba el desahucio como una de las tácticas habituales de la patronal inglesa para aplastar la resistencia obrera y popular en la permanente lucha de clases o «guerra social» de aquella época. Propiedad burguesa y lucha de clases forman una unidad de contrarios irreconciliables, siendo los desahucios y los suicidios un efecto necesario que surge del interior de esa contradicción. Y para acabar con el efecto hay que acabar antes con su causa.