| | Buletina | Adierazpena | Kontaktua

> Dokumentuak

Tortura y resolución del conflicto

El riesgo de tener el mismo horrible final que Pertur, Naparra, Lasa y Zabala ha marcado la vida de los exiliados. Un riesgo en el que la tortura tenía un terrible protagonismo, y fue nuestra principal fuente de pesadillas: el pánico a caer vivo en manos de quienes sin duda nos llevarían al peor de los infiernos, y podrían mantenernos allí por tiempo indefinido. Esa angustiosa posibilidad de ser secuestrado, ha estado acompañada además por otra que los exiliados hemos visto materializarse innumerables veces: la entrega a los torturadores españoles.